1. TE QUIERO: Ningún ser humano puede sentirse realmente feliz hasta escuchar que alguien le diga "TE QUIERO". Atrévete a decirlo a la otra persona (a tus padres, hermanos, hijos, si es que nunca lo has hecho), haz la prueba y verás el resultado.
 
2. ¡TE ADMIRO!: En la familia, cada miembro tiene alguna cualidad o habilidad que merece reconocimiento. Todos en algún momento, sentimos la necesidad de que se nos reconozca algún logro o meta alcanzada. ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste esto a alguien?
 
3. ¡GRACIAS!: Una necesidad básica del ser humano es la de ser apreciado. No hay mejor forma de decir a una persona que es importante lo que hace por nosotros, que expresarle un "¡GRACIAS!" no en forma mecánica sino lleno de calor humano.
 
4. PERDÓNAME, ME EQUIVOQUE... Decir esto no es tan fácil, sin embargo, cuando cometas un error que ofenda o perjudique a otras personas, aprende a decir con madurez: "PERDONAME, ME EQUIVOQUE".
 
5. AYUDAME, TE NECESITO: Cuando no podemos o no queremos admitir o expresar nuestra fragilidad o necesidad de otros, estamos en un grave problema, no te reprimas, ¡Pide ayuda! o viceversa, también son muy importantes las palabras.
 
6. ¡TE ESCUCHO... HABLAME DE TI!: Cuántas veces le has dicho a algún miembro de tu familia: "A ver háblame, ¿qué te pasa?", tal vez muchos problemas se resolverían.

UNILID - La Universidad Iberoamericana de Liderazgo avala nuestra Certificación Internacional

BLOG: COACHING-ART - El Coaching elevado a la categoría de Arte por la creatividad del Coach

COACHING PARA PADRES - Conviértete en el Entrenador que tus hijos necesitan